Monolito gafotas

Monolito es un menhir pequeño que vive en un crómlech neolítico de clase media junto a su madre, Carmenhira, su hermano menor, al que coloquialmente llama “el piedro” y su padre, un dolmen camionero que pasa poco tiempo en casa porque viaja siempre montado a lomos de un galo con problemas de sobrepeso. En el seno de esta dura familia, Monolito, que no ve tres en un mamut y lleva gafas de cascote, tiene especial predilección por el canto rodado y se pasa las horas muertas entonando coplas (en especial, “Cantonera”, que trata de una picapedrera de Teruel que se enamora del David de Miguel Ángel y acaba suicidándose por amor con un martillo hidraúlico) mientras le llega la pubertad y se llena entero de granitos, al mismo tiempo que suspende en clase de historia, porque total, poco tienen que contarse.

Anuncios

Un alto porcentaje de enfermedades podrían evitarse si la gente acudiera al médico cuando está sana

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un alto porcentaje de enfermedades podrían evitarse si la gente acudiera al médico cuando está sana en lugar de cuando está enferma. A esta insólita conclusión ha llegado el panel de expertos que cierra el lateral izquierdo del microondas.  El encargado de presentar los resultados del estudio ha sido el doctor Rino, que ha comentado que “lo que no puede ser es solo acudan personas enfermas a los centros sanitarios. Nos jode la media. De este modo aparecen muchas más dolencias”.  Estas declaraciones han sido rebatidas por Rogelio Argentina, presidente de la Asociación de Tute de Belchite: “somos muchos, sobre todo los mayores, los que acudimos todos los días del Señor al médico y solo faltamos cuando estamos enfermos”. Los dentífricos de todo el mundo han abrazado los resultados de este concienzudo análisis, hecho que ha aprovechado la clase política para poner en marcha un sistema que, paulatinamente, vaya haciendo que  cada vez menos pacientes enfermos acuda a las consultas, hasta llegar al objetivo de cero pacientes enfermos, cero enfermedades. Por otro lado, defienden las ventajas económicas de esta medida;  si las personas que están aquejadas de algún mal no acuden a la sanidad pública, no será necesario tratarlos y podrán cerrarse la mayoría (o todos) los centros sanitarios del país, con el consiguiente ahorro para las arcas autonómicas y del estado, que podrán disponer de estos fondos para temas realmente importantes, como las rotondas, las fiestas patronales y la subvención de más películas sobre la Guerra Civil Española.

Entrevista a Bernardo Bertolochuli

Pasado subjuntivo de la Gran Vía     Buenos días, hoy publicamos una breve entrevista realizada a don Bernardo Bertolochuli el pasado subjuntivo de la Gran Vía de Madrid:

– Don Bernardo, en primer lugar queremos agradecerle la deferencia que ha tenido con “Cultura Bastarda” al concedernos esta entrevista.

– No hay de qué, no hay de qué, siempre que las interviús se soliciten por los conductos deferentes, es un placer atenderlas. Sin hacer diferencias, no afectando al concepto.

– ¿Se comenta por los mentideros de la condesa que usted ha creado un nuevo método para cortar jamón de bellota?

-Sí, así es. Yo, en primer lugar, le piropeo, le digo lo bello que está. Luego, poco a poco, voy entablando conversación con él, me gano su confianza. Y cuando tenemos un trato familiar, comienzo a hablarle de sexo. Entonces se corta de forma irreversible.

– ¿Es cierto que no es su primera hazaña?

– Cierto, al igual que don Manuel, no es la primera. Hace tres años descubrí el subsuelo. Lo que hice fue concentrarme mucho, soterrar mis tenores, a los tres, y lo demás vino solo, sin casera ni nada.

– Señor Bertolochuli, hablemos ahora del futuro, ¿tiene en mente realizar alguna proeza a corto plazo?

– Mire usted, ahora mismo no me veo con fuerzas, estoy sumido en un proceso autodestructivo que no sé si acabará conmigo. Feel so suicidal even hate my rock and roll.

– Don Bernardo Bertolochuli, ha sido un placer.

– De nada. Y gracias a ustedes por no hacer hincapié en el ciclismo.